20160501_IrisApfel

Iris Apfel la madre de todo lo diferente

Share Button

Que no te engañe su cuerpecito frágil, dentro de su cabecita está la mente más ágil y creativa en cuanto a diseño se refiere. Esta neoyorkina de 94 años no conoce el verbo conjugado en pasado porque para ella todo es siempre tiempo de presente. Te acercamos a la madre del arte contemporáneo.

En 1921 nació Iris, del matrimonio entre Samuel y Sadye, quienes regentaban una cristalería y una tienda de modas, respectivamente. Con un entorno así ella creció rodeada de arte y se matriculó en historia del arte en la New York University para continuar con la de Wisconsin en su escuela de arte.

20160501_IrisApfel

Su vida no se puede entender sin su marido Carl, un apasionado como ella de la moda y el diseño. Su amor longevo les duró hasta 2015, tras 67 años de matrimonio, y culminó con la muerte de Carl tan solo 3 días después de su 101 cumpleaños.

Aunque siempre ha sido reconocida por su aportación en el mundo del diseño, en septiembre de 2005 una exposición llamada Rara Avis: La Irreverente Iris Apfel organizada en el Instituto del Diseño del Museo de Arte Metropolitan reventó de éxito al punto de transformarse en itinerante.

Profesora invitada a los 90 años en la Universidad de Austin, imagen para el último anuncio del Citroën DS, para la colección “Ageless” (sin edad) de la marca australiana “Blue Illusion”.

Pero ¿cómo definir su carácter? No es una anciana de mentalidad antigua, conservadora, o con prejuicios. Su mente es un ejemplo de brillantez, lucidez y gran apertura. Es capaz de entrar en un mercado de segunda mano y salir con gangas que en sus ojos no son vintage sino arte.

No, no es la madre de lo kitsch, eso sería un insulto. Ella aprecia en cualquier diseño, incluso en el industrial, la belleza de lo único. Su manera de valorar lo que nos rodea es magistral y cuenta de ello es su estilismo. ¿Barroca? No, ella borra las líneas que definen el minimalismo de lo recargado.

Nada envejece alrededor de Iris, todo fluye. Su magnetismo consigue atrapar a gente de todas las edades. Iris Apfel es, por definición, la madre sin hijos, la maestra sin alumnos, la musa de los artistas incomprendidos.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *