¿Por qué Fangoria no encaja?

Share Button

Modernos en los 80 y modernos ahora. ¿Cómo algo que fue moderno en el pasado puede seguir siendo moderno 30 años después? Con el lanzamiento del duodécimo disco de Fangoria, Canciones para robots románticos, aprovechamos para hacer un repaso a la carrera de Nacho Canut y Alaska, siempre distintos, siempre reinventándose, siempre con personalidad.

20160329_FangoriaPara el sector pop más estandarizado son los raros, la mujer de 50 años que se pinta los ojos de negro, los que llevan a transexuales de bailarinas, los que hacen canciones siniestras… Para los sectores más alternativos, indies, technos… son unas petardas, las payasas que se creen alternativas y hacen canciones pop, unos vendidos por salir en televisión…

Lo cierto es que desde sus inicios han sabido dar forma a sus discos mezclando canciones de lo más siniestro y alternativo como Quiero ser Santa, Redrum, Cebras… con las canciones más bailables y poperas: Bailando, Ni tú ni nadie, Mi novio es un zombie… y así, hasta su último disco. A pesar de nunca ser del todo aceptados, ni ellos pretenderlo, en el año 82 Alaska y los Pegamoides sacan Bailando, que es número uno y se convierte en la banda sonora de aquellos años; y hoy en día, con Fangoria y su último trabajo, siguen sin ser del todo aceptados, pero vuelven a tocar la cima del número uno en ventas.

¿Cuál es el secreto de la eterna vigencia de Fangoria?

Después de analizar los hechos, la respuesta está en la reinvención, la personalidad y en hacer en cada momento lo que sientas sin dejar que nada más influya; por eso a principios de los noventa, cuando todo el mundo les decía que tenían que seguir con Alaska y Dinarama, que era su gran éxito, y mientras la mayor parte de los nuevos grupos que salían hacían grunge cantando en inglés, ellos deciden dejarlo todo y hacer techno cantando en español. Estos cambios y esta renovación cada cierto tiempo son propios de unas mentes muy abiertas y unos ingenios con influencias muy variadas.

Alaska, presentadora de un icónico programa infantil mientras posaba semidesnuda para el disco No es pecado; Nacho, escribiendo letras para Dinarama a la vez que para Sara Montiel; ambos, admiradores de los Ramones y de Rocío Jurado, capaces de colaborar con Radio Cope por la mañana e irse a un concierto de Marilyn Manson por la noche; Alaska y Nacho tienen el don de colarse en todos los ámbitos, desde el más arraigado y conservador hasta lo más vanguardista y liberal, sin perder sus puntos de referencia, sabiendo siempre quiénes son se mantienen fieles a ellos mismos, siempre cambiando, siempre extraños.

Share Button
Martin Grito

Martin Grito

Proyecto de artista en toda la extensión de la palabra.
Redactor en Magazing y Un Blog Chino.
Técnico en Imagen y estudiante de Realización.
Martin Grito

Deja un comentario