20161224_consejosnavidad

Ocho consejos para sobrevivir en Navidad

Share Button

Sales a la calle y el mundo huele distinto. Hay un aroma especial que te llena los pulmones. ¿El humo de los coches? ¡No, es el olor a Navidad, que ya está a la vuelta de la esquina! De nuevo nos encontramos en esa época del año llena de felicidad, de villancicos y de contenedores llenos de papel de regalo.

20161224_consejosnavidad

Pero, en realidad, estas fechas no son fáciles de llevar, y si no lo hacemos bien corremos el riesgo de empezar el año con mal pie. Es por eso que, desde la redacción de Magazing te traemos, querido lector, ocho consejos para sobrevivir a la Navidad.

1) Ten cuidado en la cena de empresa.

Todo comienza de una forma civilizada pero, a medida que pasan las horas, la situación se va desmadrando: tu compañero de sección se ata la corbata a la cabeza, el encargado de personal le empieza a tirar los tejos a la secretaria y tú comienzas a despotricar de tu jefe. Hace unos años, cuando esto ocurría, no pasaba nada, pues apenas nadie se acordaba al día siguiente. Pero, con el nacimiento de YouTube y la irrupción en nuestras vidas de los smartphones, siempre puede haber un compañero cabrón graciosete que grabe la escena y la suba a internet, dejándote en ridículo y poniendo (según el nivel de insultos a tu jefe) en peligro tu puesto de trabajo.
Por tanto, ten cuidadito con lo que haces o dices, porque lo que se sube a internet perdura para siempre.

2) Mantente lejos del cuñado de turno.

Esto es sencillo: en la cena familiar aléjate todo lo que puedas de tu cuñado. En serio, esto es vital para poder disfrutar de la cena como dios manda. Si no lo haces, pasarás una noche que no olvidarás plagada de “pues yo tengo un amigo que me trae las gambas de la lonja fresquísimas” o “mi televisión es el doble de grande que la tuya y me costó la mitad”, además de tener que soportarlo “tocar” la botella de anís al ritmo de tu villancico favorito. Y nadie quiere eso, ¿verdad?

3) Come como si el mundo se fuese a acabar, pero no te atragantes con las uvas.

Las navidades son unas fechas para comer como un gorrino. Por si fuese poco con las cenas de navidad en las que se sirven desde sopas calentitas hasta cochinillo o pavo, tenemos mantecados, mazapanes, turrón o bombones. Es el paraíso de la gula. Por tanto, date el festín. Come todo lo que quieras, que ya harás dieta en enero. Eso sí, en el momento de las campanadas, haz todo lo que puedas para no ahogarte con las uvas. ¿No querrás empezar el nuevo año haciendo el ridículo, no?

wds

Intenta, en la medida de lo posible, no forzar la sonrisa.

4) Practica la cara que pondrás ante un regalo que no te guste.

Admitámoslo. A todos nos han regalado alguna vez en la vida un jersey de lana (de la que pica) más feo que mandar a la abuela a por droga. Por tanto, para dar una buena imagen ante esa persona cuando te regale algo horrible, practica la cara que pondrás. Intenta que sea una sonrisa natural y elogia el regalo todo lo que puedas, procurando mantener un tono de voz convincente. Hacerlo bien es más difícil de lo que parece, pero cuando lo consigas, parecerá que es el regalo que más ansiabas en el mundo.

5) Haz la lista de propósitos que no vas a cumplir en el 2017.

Ni ropa interior roja, ni apoyar solamente el pie derecho, ni comer doce uvas. Lo que realmente te da buena suerte en el nuevo año es realizar una lista de propósitos que no vas a cumplir. ¿Cuántos millones de personas se proponen, por ejemplo, aprender inglés, dejar de fumar o ponerse en forma, y acaban dejándolo a las dos semanas? ¿Crees que eres mejor que millones que personas? Por favor…

6) Si sales de fiesta la noche de año nuevo, desayuna churros con chocolate.

A los españoles nos gusta la marcha. Por tanto, nos vamos de fiesta una vez han pasado las campanadas para beber, bailar y celebrar la entrada del nuevo año. Pero claro, toda la noche de fiesta pasa factura, y hay que llenar el estómago para recuperar energías. Últimamente se está poniendo de moda tomarse un kebab a las 3-4 de la mañana. En Málaga, por ejemplo, es prácticamente obligatorio desayunar churros con chocolate en Casa Aranda la mañana del 1 de enero. Si nunca lo has hecho, te lo recomendamos. No hay nada mejor que tomar churros y chocolate calentito, volver a casa y echarte a dormir.

7) Ojocuidao en la cabalgata de los Reyes Magos.

Este consejo se divide en dos:

  • Si vas a la cabalgata COMO ESPECTADOR: Los niños que están en las carrozas tiran los caramelos con mala leche y van a hacer daño. Por tanto, cuidado con los caramelazos en mitad de la frente, que un golpe de esos mal dado y te deja KO. Si además tienes gafas, mejor que te las quites durante la cabalgata. Los cristales son un imán para los caramelos.
  • Si PARTICIPAS en la cabalgata: no seas tonto, y aprovecha. Véngate por todos los caramelazos que hayas recibido en el pasado. Tira los caramelos de uno en uno y apuntando. Ah, y recuerda que las personas cabezonas valen doble.

8) Disfruta.

Este es el consejo más importante. Disfruta de estas fechas tanto si eres de los que adoran la Navidad, como si eres de esas personas que no la soportan. Pásalo bien con la familia y amigos. Si tienes niños pequeños en tu entorno cercano, sonríe cuando te fijes en el brillo de sus ojos al ver que Papá Noel o los Reyes les han regalado lo que querían. Ya que cada año tenemos que enfrentarnos a la Navidad, al menos hagámoslo con buen rollo, ¿no?

Sin duda estos ocho consejos te ayudarán a pasar de una pieza estas fechas que se avecinan, aunque en tu mano queda seguirlos o no. Independientemente de lo que hagas, no pierdas de vista el verdadero significado de la Navidad: la alegría, el pasar tiempo con la familia, la compasión… Bueno, y los regalos. Los regalos sobre todo.

¡El equipo de Magazing te desea feliz Navidad y buena suerte!

Share Button
Álvaro Guerrero

Álvaro Guerrero

Estudiante de Comunicación Audiovisual. Actor de doblaje y locutor en proceso. Satírico amante del humor negro, subo cosas con la voz a YouTube. Si buscas a alguien serio, sigue buscando.
Álvaro Guerrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *