Curso básico de fotografía. Paso 2: El obturador.

Share Button

Como os decíamos en la anterior entrega, hay tres conceptos básicos que manejar en una cámara para conseguir controlar la luz. Hoy os hablamos del obturador o la obturación, como mejor os parezca.

<a href="https://www.flickr.com/photos/juliofromero/" title="CC Julio Romero" target="_blank"></a>

CC Julio Romero

Obturador – obturación.

Para que la fotografía en sí se realice, la luz tiene que incidir sobre el sensor. Esto se consigue a través de la obturación.

shutter-copiaNuestras cámaras poseen una especie de “cortinillas” que se abren y cierran a una velocidad determinada, dejando paso a la luz que actuará sobre nuestros sensores electrónicos. Cuanto más tiempo esté abierto el obturador, mayor será la exposición y mayor luminosidad obtendremos (esto, como todo en la vida, no es del todo así, pero para empezar es suficiente), por lo que en un día soleado a las 2 de la tarde necesitamos cerrar muy rápidamente nuestro obturador si no queremos que nuestra fotografía aparezca blanca (quemada) Por el contrario, en un atardecer o en el interior de un edificio necesitaremos más cantidad de luz, por lo que dejaremos abierto nuestro obturador por un periodo más largo, aunque esto nos puede acarrear problemas, yeah!! Por debajo de determinadas velocidades el pulso del mejor cirujano es capaz de producir vibraciones (digamos el bombeo de tu propio corazón, la respiración, etc.) Todo dependerá de la persona, la posición, etc. pero por debajo de 1/50 seg. es más que probable que nuestra fotografía no esté completamente nítida, a menos que nos hayamos hecho de un trípode, mesa o cualquier elemento improvisado para apoyarnos.

VELOCIDAD

Imagen obtenida de www.libertadyopinion.com

Para que entendamos un poco mejor esto de la obturación, la unidad de medida es 1 segundo y lo expresaremos como 1″ a mayor velocidad (menos tiempo abierto) lo expresaremos en quebrados, así aparecen 1/2, 1/4, 1/8, 1/15… etc. Por debajo de 1″ lo expresaremos de igual manera 2″, 3″, …  Actualmente las cámaras llegan fácilmente a una velocidad de 1/8000 y por debajo pueden permanecer abiertos hasta 30″ de manera automática y luego pasaríamos al modo BULB, que no es más que un modo en el que nosotros decidimos cuándo cerrar el obturador, pudiendo permanecer abierto durante varios minutos e incluso horas…

CC Kris Williams

CC Kris Williams

La velocidad de obturación, a parte de determinar el tiempo que el sensor está expuesto, nos ayuda también a “congelar” el movimiento del objeto o persona que estemos fotografiando (si es que se mueve) Dependiendo de la velocidad del movimiento, necesitaremos cerrar con mayor rapidez nuestro obturador para congelar ese movimiento y evitar que aparezcan “estelas” (si éste no es nuestro propósito). Por supuesto que también podemos hacerlo intencionadamente y conseguir un resultado mucho más artístico, como en la foto que os traemos del amigo Kris Williams.

En vuestras cámaras réflex, que también en otros tipos de cámaras, podéis seleccionar un modo para controlar sólo la obturación de la cámara y del resto se encarga ella solita. En Canon es TV (time value), en Nikon y Sony es S (speed). Os damos estas marcas porque son las más comunes, no porque nosotros tengamos una especial preferencia por ninguna.

Pues bien, yo creo que por el momento lleváis suficiente para practicar durante el fin de semana. Os animamos a que compartáis con nosotros en los comentarios las fotos que hagáis y nos comentéis cómo está tomada. Y por supuesto, cualquier duda, ¡¡dadle a los dedos y preguntad!!

En el próximo capítulo nos vamos con el diafragma o apertura, y ¡¡no olviden vitaminarse y mineralizarse!!

Share Button
Gossip!!

Antonio Nieto

Fotógrafo at Antonio Nieto
Antonio Nieto es un fotógrafo afincado en Londres. Actualmente, compagina su trabajo como fotógrafo especializado en retratos, con la colaboración en distintas agencias cubriendo eventos sociales y la producción de cortometrajes.
Gossip!!

Deja un comentario