Ordenando contenido para un blog

¿Cuántos temas puedo hablar en una bitácora?

Hace unos días me surgió esta duda con cliente. La concreción con la que se escoge el contenido para un blog debe ir ligada al interés de los lectores que vamos a tener. Crear categorías es el inicio del blog. Si no tenemos claro los temas sobre los que vamos a hablar obtendremos un pêle-mêle un tanto amorfo e improductivo.
El contenido de un blog es, en la mayoría de ocasiones, un deshaogo emocional de los propios autores. Pero este alivio literario se cierne sobre algunos temas determinados de forma natural. Sin saberlo categorizamos nuestra conversación en consonancia con algunos temas de interés propio.

De qué va el blog

Si tiene la curiosidad, la necesidad personal, o cualquier otra, de empezar con esto de compartir los pensamientos en la Red, empezamos bien.

¿Sobre qué quiere hablar? Si le surgen varios temas escoja uno. El título del blog es una manera de concretar el tema, piense bien en el nombre que le quiere dar para englobar debajo de él todas las temáticas que le apasionen y sus contenidos.

No cometa el error de hacer un: ‘magazine de cultura de todo lo que a mi me interesa’. Este error típico puede darle en pocas ocasiones un reconocimiento de su esfuerzo. Hay que apuntar a un objetivo concreto para que después el blog crezca como una parra.

Dele más importancia a su blog que a su persona, al contenido que va a compartir que a sus deseos de que todos lean todo lo que diga.

Ser concreto, saber descartar

  1. Analice primero los temas que quiere que se hablen en su blog. Haga una lista.
  2. Tome esa lista y resalte los temas que se encuentran dentro de su experiencia profesional y personal.
  3. Resalte sobre estos temas cuales son los que le permiten a usted poder responder a las dudas de otros usuarios. 
  4. Deseche aquellos temas que se asemejan demasiado o englóbelos en una misma etiqueta.
  5. Seleccione 3 o 5 temas escogiendo cual es el más genérico y base de todos los demás.

Si ahora dispone de 5 temas los podrá dividir a uno por semana, pero si tiene 3, o incluso un único tema, aprovéchelo para distribuirlo equitativamente entre los días de la semana.
Recuerde que es mejor publicar con una periodicidad diaria que una desordenadamente esporádica.

El contenido bien distribuido

Si, por poner un caso, escogió cinco temas para dar coherencia, reparta sus publicaciones durante la semana. Por ejemplo hablando los lunes del tema 1, los martes del tema 2, etc. En periodismo además le dirían que obedezca a la «programación de agenda», esto es: siga la actualidad del día a día.

Retroalimentación, atención al usuario

Desde el primer día debe fijarse en qué tipo de usuario visita los temas que publica. Aunque empiece por amigos y conocidos ya verá que los siguientes lectores serán muy diferentes a como usted piense.
Pongamos un ejemplo maniqueísta: Usted escribe un blog sobre temas de música. El estilo que usted domina es la ópera. En cambio gracias a un artículo que escribió sobre ópera rock ha recibido un gran número de visitas, felicitaciones, comentarios… en ese caso ¿Qué hacer?

Sin duda puede seguir hablando de este tema, a su audiencia le interesa. Si no se siente a gusto con este concepto de música, entonces puede ser fiel a sus principios y seguir únicamente el camino que se había marcado. Sea cual sea su personal decisión, hable con sus usuarios.

Los comentarios son un canal de diálogo. Mantenga su postura, siempre con respeto, y agradezca tanto el comentario positivo como el negativo. Tenga en cuenta que estos temas no debe tomárselos de forma personal. En la mayoría de las discusiones en Red el problema se acaba al apagar el ordenador y tomarse una horchata con un amigo.

Recuerde que: el contenido de un blog es como una novela que usted escribe al infinito y que leerán casuales lectores en cualquier parte del mundo.

Guardado en: #consejoscopy
Robert Barber
Socializando

Robert Barber

Fundador de Magazing y de Gerunding Publishing.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *