20161025_channing

¿Quién se ha olvidado de Angela Channing?

Share Button

¿Era mala? ¿Era buena? ¿Alguna vez fue jóven? ¿Alguna vez tuvo un tórrido encuentro con su mayordomo? ¿Sabía pornunciar xarel·lo? Y lo más importante ¿Por qué era tan entrañable? Hoy hablamos del personaje de la actriz Jane Wyman que se hizo mega popular en la serie de los 90 Falcon Crest. Este artículo contiene curiosidades.

Falcon Crest fue una telenovela americana de principios de los años ochenta creada por Earl Hamner, quien había colaborado en variadas producciones tanto como guionista o productor de “The Twilight Zone”, “Nanny and the professor, e incluso la versión cinematográfica de “Heidi”.

20161025_channing

Quizás algunos de estos personajes tétricos o de carismáticas mejillas, le sirvió como base para crear a la diabólica Angela porque, siendo honestos, Angela Channing podría ser una versión perversa de la futura Heidi, tan adorable como odiosamente temida.

El personaje, interpretado por Jane Wyman, estuvo durante ocho temporadas en casi la totalidad de los episodios. La Channing era, sin duda, imprescindible en la trama. Lamentáblemente la salud de la venerable empezó a perjudicar en su carrera en los últimos capítulos de la novena y última temporada.

 

¿Cuál es la historia de Angela Channing?

Parece ser que el personaje es quien convence a su propio padre a dedicarse a eso de los viñedos. Será a la muerte de su padre que heredará la mitad del negocio de Falcon Crest. Su hermano, algo dado a la catadura de vino sin fin, sólo se dedica a vivir de los beneficios. Angela se casará con un rico, por supuesto, propietario de una editorial de prensa y de su unión saldrán tres vástagos. El primero de ellos morirá (supuestamente) durante el parto y dos hijas más.

La maldad de Angela se refleja en acciones como enviar al bebé de su hija a un monasterio bien lejos sin decirle nada porque no le gustaba el padre de la criatura. Aunque divorciada encontrará a su ex marido con el que no dudará en jugar al teto (entiéndase que lo putea cosa buena) y cuando él le propone casarse de nuevo ella le dije que no (sólo por joder). Sobre ella se cernirán todo tipo de sospechas y estrategias que darán prueba de cómo la dueña de los viñedos es capaz de sedar a su propia hija con tal de no permitir que testifique en contra de ella.

 

La importancia de una mala como ella

Decir que Angela es mala es simplificar mucho su personaje. Los tejemanejes de los que hace gala este personaje están movidos por su interés en la supervivencia de su negocio y de su posición social. Es una mujer fuerte y hay que decir que eso en los años ochenta rompía moldes.

Sí, los ochenta presentaban mujeres fuertes pero sexualizadas y transgresoras, como por ejemplo Samantha Fox, pero esa visión de “fuerte en los negocios” se dedicaba sólo a la figura de los hombres. Fue Angela una feminista en potencia? Pues no, la verdad es que ni lo más mínimo. Ella no tenía ningún interés más allá que el suyo propio y el girl power se lo dejó a las Spice Girls una generación más tarde.

Al personaje de la serie se le puede agradecer la ruptura de estereotipos como los personajes de Grace Kelly o Audrey Hepburn. Con la Channing se dibujó por primera vez y de manera rotunda un personaje agridulce, complejo y con los pantalones bien puestos. La mujer fuerte no se escondía detrás de un hombre sino que estaba al frente de todo.

 

¿Y cómo acabar con la Channing?

El final de Angela tenía que ser memorable (atención spoiler) y en consecuencia de sus manipulaciones uno de los personajes decide asfixiarla con una almohada. Mala hierba nunca muere y es encontrada inconsciente, trasladada al hospital y asistida con respiradores mientras está en coma.

El debate familiar sobre si desenchufarla o no sólo sirve para una cosa, darle fuerzas para revivir y retomar el control de la familia y la vinería. Cuando ella despierta consigue recomprar Falcon Crest que había caído en manos de … oh atención su hijo fallecido durante el parto.

Un brindis por la larga vida de Falcon Crest es la despedida de la serie y así la diva de la industria vinícola alcanza la inmortalidad en la gran pequeña pantalla de los años ochenta.

 

La actriz detrás del personaje

Jane Wyman, la actriz que encarnó a Angela Channing murió a los 90 años y su persona dibujó una estela mucho más benévola que su personaje. Hay que decir que si algo en común tuvieron ambas fue su carácter emprendedor y fuerte. 61 años de carrera interpretativa y su colaboración continua en actividades solidarias no fueron óbice para que fuera ex esposa del presidente Ronald Reagan y madre de tres hijos (uno de ellos adoptado).

Fue considerada una actriz de prestigio por méritos propios, una de esas figuras que a los estadounidenses tanto les gusta: “hechas a sí mismas”. Sus padres le dieron una vida de clase trabajadora y ella se convirtió en una gran actriz con todo el glamour posible. Atrás quedaron sus trabajos iniciales como teleoperadora o manicura hasta que en 1936 iniciaría su carrera artística firmando un contrato con la Warner Bross.

Murió siendo rica, bien querida y bien acompañada. Su hijo Michael Reagan dijo de ella: «He perdido a una amada madre, mis hijos han perdido a una amada abuela, my esposa ha perdido a una amada amiga que llamo mamá y todo Hollywood ha perdido a la señora con más clase que tuvo la pequeña pantalla».

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *