Mini gelatini, semifreddi, gelati de Caterina Policaro

El milagro de las “Dieta (milagro)”

Share Button

Nadie engorda o adelgaza sin motivo alguno. Los factores que alteran nuestro peso son, en su mayoría, males solucionables. Los dietistas, nutricionistas, y monitores deportivos insisten en las dietas equilibradas y responsables.

Mini gelatini, semifreddi, gelati de Caterina PolicaroHay muchas dietas pintorescas, con un nombre estrafalario, con un alimento estrella, o con el beneplácito de algún líder espiritual. Si quieres perder peso no tienes que fiarte de una dieta que obre maravillas en apenas unos días; de hecho no tiene por qué manifestarse en unas semanas. La dieta que funciona es la que sirve para toda la vida.

Cuando hablamos de “dietas milagro” únicamente pensamos en la parte del sobrepeso más estético. Sin embargo, no todas las dietas son para adelgazar. Muchas de las personas que hacen una dieta lo hacen por motivos bien distintos.

Problemas de tensión, de diabetes, problemas renales o incluso intolerancias alimentarias son algunos de los motivos que nos pueden llevar a hacer dieta. También hay el extremo contrario al sobrepeso, la extrema delgadez. Todos estos inconvenientes ocupan un porcentaje de la población muy superior a los que son conscientes de padecerlo.

Mientras que el espejo nos dicta la ley del “bajando peso se ha dicho”, los síntomas de otras enfermedades no se nos hacen tan evidentes con el tipo de nutrición que estamos realizando. En estos casos, la supervisión de un especialista es imprescindible.

En ocasiones, la no supervisión del especialista provoca en el individuo lesiones permanentes e incluso irreversibles. Por ejemplo una dieta de adelgazamiento mal llevada nos puede hacer perder líquidos y masa muscular, pero no la grasa. Ahí empieza el temido efecto yo-yo.

Sin embargo hay una actitudes saludables que nos pueden ayudar a mantener una calidad de vida muy buena:

  • Sustituye la improvisación de las dietas por las dietas adecuadas que un especialista diseñe para nosotros.
  • Haz oídos sordos a frases como: “a mi me ha ido bien”
  • Haz ejercicio diario y lleva una vida saludable (sin tabaco y otras drogas)
  • Acude a un médico para realizar un chequeo general
  • No hagas caso a blogs donde te perjuren que la suya es la dieta del año

Cuidarse es quererse a sí mismo y un dietista, un nutricionista o un endocrino son los especialistas que nos mostrarán cómo hacer bien lo que hacemos mal.

Share Button

Deja un comentario