H.P Lovecraft o “Nombres de criaturas que no hay forma humana de pronunciar”

Share Button

Hay muchos autores relacionados con el género de terror: Bram Stoker y su Drácula, Mary Shelley y su monstruo de Frankenstein, Stephen King con todo su universo o Edgar Allan Poe, con algunas de las historias más crudas que podrás leer.

Pero hoy nos ocupa otro escritor. Hombre atormentado, enfermo y con una madre sobreprotectora, es más conocido como ‘El maestro de Providence’. Evidentemente, estamos hablando del grandísimo Howard Phillips Lovecraft. Sin embargo, aquí no vamos a hablar de su biografía sino, evidentemente, de su obra, en la que proliferan más las cartas o relatos cortos que las historias largas.

Lovecraft fue el creador del horror cósmico, que podría definirse como aquel terror en el que participan seres extraterrestres, elementos de ciencia ficción, y deidades que podrían aniquilar a toda la raza humana como si fuesen hormigas.

Si por algo es conocido H.P. Lovecraft es por la mitología que creó con sus ‘Mitos de Cthulhu’. Quizá este nombre resulte familiar a más de una persona, pues es el Primigenio más famoso, descrito (tal y como aparece en el relato ‘La llamada de Cthulhu’) como:

“Una enorme criatura comparable a una montaña desplazándose, con cabeza de pulpo o calamar, y abotargado cuerpo de dragón, con sus respectivas alas rudimentarias.”

Pero Cthulhu no es el único (ni, de hecho, el más poderoso): nombres como Nyarlathotep, Shub-Niggurath o Azathoth pertenecen a deidades mucho más importantes en los Mitos.

Éstos han supuesto un antes y un después en el género del terror. Basándose en esta mitología, se han realizado numerosos productos audiovisuales, como relatos, películas (con bastante poco éxito), videojuegos o incluso juegos de rol. Además, es indiscutible la influencia del escritor de Providence en autores posteriores. Cuán irónico resulta que toda esa fama y reconocimiento los recibiese después de morir…

Tras esto, llega el momento de recomendar alguno de los relatos de Lovecraft. Eso sí, antes ha de advertirse un par de cosas: la prosa que usa es ciertamente arcaica y densa, hay un excesivo uso de adjetivos poco usados, y sus escritos están teñidos de un racismo latente, así como de una total aversión al mar (por eso muchas de sus horrendas criaturas, como Dagon, están salidas de los mismísimos mares). Sin embargo, es un autor que (una vez se le pilla “el truco”) da gusto leer. Por tanto, este artículo no puede acabar sin recomendar los siguientes relatos:

  • La llamada de Cthulhu
  • El color que cayó del cielo
  • El horror de Dunwich
  • El túmulo
  • En las Montañas de la Locura
  • Dagon
  • El caso de Charles Dexter Ward
  • Los Mitos de Cthulhu

Y, por si fuera poco, una recomendación: cierta editorial (cuyo nombre obviaremos, pero que puede buscarse en internet), ha publicado la llamada “Narrativa Completa” en dos volúmenes, los cuales recomendamos a cualquier persona, pues contiene toda la obra del autor de manera cronológica.

Sin más, sólo nos queda decir:

Ph’nglui mglw’nafh Cthulhu R’lyeh wgah’nagl fhtagn

Share Button
Álvaro Guerrero

Álvaro Guerrero

Estudiante de Comunicación Audiovisual. Actor de doblaje y locutor en proceso. Satírico amante del humor negro, subo cosas con la voz a YouTube. Si buscas a alguien serio, sigue buscando.
Álvaro Guerrero

Acerca de Álvaro Guerrero

Estudiante de Comunicación Audiovisual. Actor de doblaje y locutor en proceso. Satírico amante del humor negro, subo cosas con la voz a YouTube. Si buscas a alguien serio, sigue buscando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *