3 curiosidades sobre los celiacos que deberías saber

Share Button

Si eres de esas personas que piensan que el gluten es algo del “Mercadona” o crees que no comerlo adelgaza, en ese caso, te vendrá muy bien saber qué es y cuanta gente tiene diagnosticada la celiaquía y que hay muchísima gente no diagnosticada masticando gluten por el mundo.

Los celiacos comen pan hecho con maíz o arroz porque son cereales sin gluten

Los celiacos comen pan hecho con maíz o arroz porque son cereales sin gluten

Llamarle “enfermedad” es un poco complicado porque para ello deberían haber síntomas. Los celiacos que realizan la dieta estricta notan una mejoría considerable en su calidad de vida hasta el punto de no requerir más atención que a la propia comida.

La Federación de Asociaciones de Celiacos de España (FACE) calcula que podrían haber unas 450.000 personas intolerantes al gluten en España. Representarían 1% de la población con una intolerancia total o parcial a la digestión de esa proteína. En cambio de tan grande cifra sólo hay unas 112.000 personas diagnosticadas lo cual deja a unas 337.500 sufriendo en silencio malas digestiones, diarreas, pérdidas de peso, anemia, y muchas de las consecuencias de no hacer la dieta.

¿Quién tiene más posibilidades?

El dolor abdominal es uno de los síntomas más frecuentes de la celiaquía

El dolor abdominal es uno de los síntomas más frecuentes de la celiaquía

Aunque es una intolerancia alimentaria que se puede herederar, no afecta por igual a todos.

  • Si eres mujer tienes el doble de posibilidades
  • Si eres mujer treintañera aún tienes más posibilidades
  • Un 20% de las personas diagnosticadas tiene más de 60 años

Además puede darse el caso de que la enfermedad esté latente (sin síntomas) y que se despierte después de años zampando pan, bebiendo cerveza, o pescado rebozado.

¿Cómo se manifiesta?

A cada persona se le puede manifestar de una manera diferente. Los síntomas más frecuentes son:

  • Dolor abdominal (algunas mujeres lo comparan con dolor menstrual)
  • Pérdida drástica de peso
  • Fatiga crónica
  • Alteraciones del comportamiento: tristeza, depresión cambios de humor
  • Sequedad en la piel, dermatitis atópica, etc.
  • Migrañas de diferentes intensidades

En general este cuadro de síntomas tan amplio puede dificultar el diagnóstico y sólo se puede comprobar tras la realización de la dieta de manera estricta durante un periodo mínimo de un año.

No todos los celiacos son iguales

La cerveza, hecha de malta, también tiene gluten

La cerveza, hecha de malta, también tiene gluten

El mito de que hay gente más celiaca que otra es falso. La intolerancia no es parcial ni tampoco hay grados que clasifiquen qué tipo de celiaco es cada indivíduo. Lo que sí que hay son diferentes tipos de celiaquía:

  • Celiaquía clásica: consiste en la atrofia de las vellosidades de los intestinos. Cada vez que se ingiere algún elemento con gluten, éste destruye los pelitos del intestino responsables de la correcta digestión y de la absorción de los nutrientes de los alimentos. Esta es la celiaquía más habitual y fácil de diagnosticar
  • Celiaquía asintomática: es la intolerancia que más cuesta detectar porque el enfermo no manifiesta síntomas. En este caso podríamos decir que “la procesión va por dentro”. Aunque no hay dolor, depresión, o pérdida de peso, el paso de la proteína por el intestino “depila” y agrede de igual manera. Esta celiaquía es la más peligrosa pues la persona puede pensar que no tiene ningún problema, que está curada, o que puede “haberse echo más resistente” a la enfermedad. Si el intestino sigue dañándose puede tener problemas muy graves para la salud.
  • Celiaquía latente: es similar a la anterior. El paciente no tiene síntomas e incluso tiene el intestino sin daños en su mucosa. La predisposición está ahí, aguardando cual pareja de la Guardia Civil detrás del radar de velocidad. El control de la mucosa es importante para evitar que pase al estado asintomático sin avisar.
  • Celiaquía refractaria: es más habitual en personas de más de 45 años y tiene una complicación añadida; algunas de las personas diagnosticadas con esta tipología no notan mejora en los síntomas haciendo dieta. Hasta un 30% de los celiacos podrían desarrollarla en algún momento y sin el cuidado médico necesario podrían ser propensos al desarrollo de un linfoma.
  • Celiaquía potencial: es la predisposición a tenerla pero que da negativo en la biopsia de la mucosa intestinal. Las personas que la tienen no manifiestan síntomas ni tampoco corren peligro pero al ser portadores sus hijos podrían heredar cualquiera de los cinco tipos.
Share Button

Un comentario en “3 curiosidades sobre los celiacos que deberías saber

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *