Hombres que quieren ser perros: ¿fetichismo o estilo de vida?

Share Button

Quizás si te decimos que hay gente que le gusta vestirse se perro pensarás que es algo relacionado con la zoofilia. Esta práctica sexual se basa en un tema de sumisión y se practica únicamente entre humanos. Desde hace 15 años se empezó a popularizar y a día de hoy cuenta con miles de adeptos que organizan quedadas. No te pierdas este artículo.

Esta práctica no se cierra sólo a homosexuales aunque son mayoría. La base de este juego de roles es la interacción entre una mascota y su amo que no deja de ser una práctica más cercana al rol de dominante y sumiso con un poco más de color.

Hombres cachorro quieren ser mascotas

Existe una traslación del comportamiento humano-perro real a una ficción en la que, el rol dominante, puede desempeñarse por un cuidador o un dueño. Cuando es un dueño simboliza una unión estable entre ambos. Mientras los cachorros no tienen amo se les considera “extraviados” pero cuando alguien les adopta deberán llevar una placa con el nombre y datos de contacto de su dueño.

Se trata de un juego de sumisión en el que los perros no pueden hablar, sólo ladran, y los dueños les dan ordenes como sentarse, dar la vuelta, ponerse panza para arriba, etc.

Socialmente no está aceptado y es por esto que quienes practican esto, suelen hacerlo en lugares con intimidad como casas particulares o clubs dedicados al asunto.

Quienes lo practican afirman que durante la práctica se sienten liberados de su día a día. No dejaría de ser algo tan respetable como quien practica interpretación, meditación u otras técnicas de evasión y control de estrés.

Fue el canal británico Channel 4 el primero en dedicarle minutos en un reportaje que tituló “La vida secreta de los cachorros humanos”. Las críticas fueron hacia todos los lados.

Tiempo después aparecieron algunos practicantes que desmintieron que se trate sólo de una práctica sexual. Tom Peters uno de los cachorros que se dió a conocer en el reportaje de la televisión británica, accedió a realizar una entrevista en otra cadena.

En declaraciones a ITV Peters dijo que para él era una liberación poder hacerlo; le permitía liberar estrés y disfrutar de la vida. “Cuando eres un cachorro te olvidas por completo de todos los problemas”, dijo.

Peters, que ahora es un dálmata llamado “spot”, rompió con su anterior pareja, Rachel, debido a su estilo de vida. Aunque ahora son amigos y ella dice entender mejor a su ex prometido ella sigue sin querer retomar la relación con él. Dicen ser buenos amigos y Rachel afirma cuando es preguntada si le gustaría que él tuviera otras aficiones ella responde que  sí, pero que Tom no sería el mismo sin su alter ego canino y ella le acepta como el más feliz sea.

¿Qué te parece a tí? ¿Tú cómo lo ves?

Share Button
Señora Anchoa
Follemos en

Señora Anchoa

¡Hola! Soy la sra. Anchoa, experta sexóloga digital capaz de resolverte tus dudas sobre sexting y sexo en la Red. ¿Hablamos de "eso"? Escríbeme a sra.anchoa@gerunding.es
Señora Anchoa
Follemos en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *