Las hermanas porreras que pasan por Internet

Share Button

Ni yemas de Santa Teresa ni pedos de monja, las hermanas Darcy Johnson y Christine Meeus venden hierba, hachís y otros productos derivados del cannabis. Ellas dicen que son productos medicinales y tal (y nosotros les creemos)… pero la página en la que comerciaban sus productos les ha cerrado el negocio. Ellas han encontrado una solución, te contamos su plan.

SistersoftheValleyLas Sisters of the Valley saltaron a la palestra digital después de que un par de fotógrafos, John DuBois y Shaughn Crawford, les dedicasen una interesante sesión de fotos. Diversas publicaciones como Mashable publicaron estas imágenes y  el ingenio las convirtió en estrellas de una Batalla de Photoshop y memes.

Las Hermanas del Valle se dedican al cultivo de María, suponemos que ellas le llamarán así en confianza, con finalidad medicinal. Esto es completamente legal en California, que es donde ambas tienen su jardín de la alegría, perdón granja.

ETSY es el portal de productos “hechos en casa” más importante del mundo y sor Darcy y sor Christine  pensaron que sería perfecto para poder realizar sus ventas. De hecho fue así durante nueve meses, pero recientemente Ebay ha comprado ETSY y en su nueva dirección consideran que estos productos derivados del cannabis son perjudiciales para la salud y los han retirado.

“Nuestros productos no son psicotrópicos y no te quedarás colgado. Somos activistas por los beneficios que la planta proporciona a la salud pero no por sus efectos psicotrópicos”

La fama no da de comer, más aún con lo efímera que puede llegar a ser. En su cuenta de Twitter no tienen a penas 650 seguidores en este momento y en su página de crowfounding no han alcanzado ni la triste cifra de 2.000 dólares americanos. El objetivo que se marcaron este par de hermanas fue el de los 10.000 dólares.

En el siguiente vídeo podrás ver cómo preparan sus remedios medicinales y, además, qué bien se lo pasan haciendo sus tests de, ejem, calidad.

Ellas se pronuncian sobre la FDA y la consideran una subsidiaria de las grandes multinacionales farmacéuticas. Dicen querer seguir con sus operaciones porque alivian el dolor de las personas gracias a remedios naturales. Las religiosas aseguran: “nuestros productos no son psicotrópicos y no te quedarás colgado. Somos activistas por los beneficios que la planta proporciona a la salud pero no por sus efectos psicotrópicos”.

¿Qué? ¿Te imaginabas unas dealers con sotana? ¿Qué te parece su idea?

Share Button

Un comentario en “Las hermanas porreras que pasan por Internet

  1. Pingback: Netflix crea sus propias mezclas de marihuana | Magazing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *