20160918_doctorwho

¿Quién es el Doctor Who?

Share Button

Doctor Who se emitió por primera vez el 23 de Noviembre de 1963, a las 5:16pm, hace ya casi cincuenta y tres años, en la BBC1. En este primer episodio los profesores de ciencias, Ian Chesterton, e historia, Barbara Wright, del colegio Coal Hill en Shoreditch, Londres, deciden seguir a una de sus alumnas (porque eso no es para nada creepy), Susan Foreman, porque es extremadamente inteligente y les corrige en clase. Todos hemos tenido esa clase de profesores.

20160918_doctorwho

Al hacerlo, descubren que vive en… ¿un vertedero? ¡El primer plot twist de la historia de Who! Allí conocen a su abuelo, el misterioso Doctor Foreman, y su cabina de policía, más grande por dentro que por fuera, a la que ella llama TARDIS (Time And Relative Dimensions In Space). Pero la mayor revelación de este capítulo fue que estos extraños individuos eran “visitantes”. ¿Eran de Finlandia? No. Eran visitantes de otro tiempo y planeta, y la TARDIS es su nave (segundo plot twist, ¡CHAN CHAN!). Acto seguido, al excéntrico Doctor se le va un poco la pinza y decide secuestrar a los profesores para proteger a su nieta (no le busquéis la lógica), quienes se convertirán en sus primeros compañeros humanos.

Y tras esto todo es un poco borroso, principalmente porque de los seis primeros años hay bastantes episodios perdidos (durante los setenta y ochenta la BBC sufrió el análogo de lo que actualmente conocemos como “tengo la memoria del móvil petadísima”, y decidió que sería buena idea deshacerse de las cintas de numerosos programas, entre ellos Doctor Who). Los próximos veintiséis años estuvieron llenos de Daleks (pulpos cíclope metidos en latas), regeneraciones (proceso biológico por el cual las células de la especie del Doctor se regeneran y una buena excusa para poder cambiar al actor principal y mantener la serie viva), Cybermen (iHumanos), Gallifrey y los Señores del Tiempo (¡la especie del Doctor!), el Amo (el Moriarty personal del Doctor), minifaldas, bufandas de más de tres metros, apio, Joseph y el Sorprendente Abrigo Tecnicolor, muchos alienígenas de gomaespuma y papel de burbujas y… el Kandyman… No hablamos de eso.

La serie fue entonces cancelada en 1989, con el Doctor en su séptima encarnación (interpretado por Sylvester McCoy) y su compañera Ace. Esta es la época que suele conocerse como “los años salvajes” o the wilderness years. La serie sobrevivió por los fans, que no permitirían que muriese tan fácilmente. En esta época las nuevas historias llegaron en forma de las novelas Virgin New Adventures, las primeras historias originales fuera de televisión. La serie volvió, más o menos, en el año 96 con la película de televisión producida por FOX, pero sin mucho éxito (era el piloto para una nueva serie), pero que sí introdujo al octavo Doctor (Paul McGann), mi Doctor favorito. Con esto la licencia de Virgin expiró, y volvimos a quedarnos sin historias nuevas, hasta que en el 99 apareció la empresa Big Finish, que comenzó a producir radioteatro para los Doctores quinto al séptimo, y más tarde el octavo, con gran éxito, el cual siguen cosechando hoy día.

Pero entonces llegó 2003, y se anunció que Doctor Who volvería a la televisión (¡por fin!). Russell T. Davies, fan de la serie desde pequeño, propuso traerla de vuelta, y se ve que la BBC confió en él (y con razón) y la serie volvió en 2005, con un nuevo Doctor, una nueva TARDIS, nueva compañera y un nuevo tono, pero la misma energía de siempre. La serie experimentaría con una primera temporada protagonizada por Christopher Eccleston con nuevos conceptos, como la Última Gran Guerra del Tiempo, y pasaría después a las manos de David Tennant, que hizo el papel suyo y extendió la popularidad de la serie convirtiéndose en un fenómeno en la floreciente red de redes, lo que fue clave para generar un nuevo fandom. En 2010 entró otro equipo creativo, liderado por Steven Moffat (Sherlock), y esta etapa ha servido para asentar ese éxito internacional que amasó unos años atrás.

Pero, ¿qué es lo que la hace tan especial? Básicamente, y en mi humilde opinión, tiene algo para todo el mundo. ¿Quieres algo de ciencia ficción retro? La serie clásica. ¿Quieres humor? Dinosaurios en una nave espacial. ¿Quieres drama? La chica en la chimenea. ¿Quieres historia? Los aztecas. ¿Quieres comentario social? El rostro de la maldad o La inversión/invasión de los Zygons. Busques lo que busques, hay una cara de Doctor Who para ti.

Ahora bien, si lo que quieres es darle una oportunidad a la serie en sí, descubrir a los personajes y enterarte de todo lo que le ocurre al Doctor y compañía, ¿por dónde empezar? ¿Tienes que verte el equivalente a cincuenta años de historia? Por supuesto que no. Eso se lo dejaremos a los fans más frikis y hardcore. Para empezar, yo te recomendaría que eligieses uno de los mejores capítulos de la serie, con múltiples premios, y que te permite disfrutar de los aspectos que más caracterizan a la serie sin necesidad de saber nada du mitología o trama anterior. Además, verlo de esta forma mantendrá el misterio de la figura del Doctor intacto. El capítulo del que estoy hablando es Blink (Parpadeo), de 2007, escrito por Steven Moffat y dirigido por Hettie MacDonald.

Si este capítulo te ha enganchado y tienes ganas de más, bienvenido, ahora nunca podrás salir. Ahora tienes dos caminos para proceder: vuelve a la temporada 1, de 2005, con Christopher Eccleston, o, en su defecto, y esto es algo que recientemente me he visto recomendando en más de una ocasión (sobre todo si sientes que unos efectos especiales algo malos te van a echar para atrás, ya volverás cuando el cariño por la serie haga que los obvies), ve a la temporada 5, de 2010, y ve los capítulos en orden hasta llegar a la temporada 7. Tras The Angels take Manhattan, vuelve a la temporada 1, y cuando te pongas al día (The End of Time), regresas a donde lo dejaste con The Snowmen, y continuas hasta la temporada actual. Tienes hasta abril del año que viene.

Y si aun así te siguen quedando ganas, dale una oportunidad a la serie clásica, por ejemplo An Unearthly Child o Spearhead from Space, o a alguno de los spin-offs, como The Sarah Jane Adventures (más enfocada a niños), Torchwood (con un target más adulto) o la por estrenar Class (ideada para los tan de moda young-adults).

Y hasta aquí mi perorata. Si aún os quedan interrogantes, no dudéis en preguntar en los comentarios. Ahora solo queda que vayáis y veáis la serie, y descubráis por vosotros mismos lo maravillosamente asombrosa que es. Oh, y una cosa más, una vez lo hayáis hecho, id y predicad la palabra, porque si la serie ha sobrevivido más de cincuenta años, es por los fans, que la han mantenido viva en sus corazones aunque la pantalla la hubiese olvidado.

There are worlds out there where the sky is burning, and the sea’s asleep, and the rivers dream; people made of smoke and cities made of song. Somewhere there’s danger, somewhere there’s injustice, and somewhere else the tea’s getting cold. Come on, Ace. We’ve got work to do.

Buenas a todos. Soy Xisco Lozano, y este es mi primer artículo para Magazing. Soy estudiante de Comunicación Audiovisual y me gusta ver series (eso me resume deprimentemente bien), pero si hay una que me defina y haya hecho que sea la persona que soy hoy, es Doctor Who. Por eso mismo este artículo tratará de presentaros la serie y, si hay suerte, que os convirtáis (sí, amigos míos, somos una secta… pero de las buenas).

Share Button

Xisco Lozano

Estudiante de comunicación con una gran pasión por las series de televisión, la cultura de internet y con aspiraciones de contador de historias. YouTuber y creador de contenidos en proceso.

Latest posts by Xisco Lozano (see all)

2 comments on “¿Quién es el Doctor Who?

  1. Pues en breves estrenan su spin-off en BBC3: Class.

    No sé si estará a la altura de Torchwood pero podría ser. La verdad es que esta última temporada con Cappaldi ha sido un poco floja para mi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *