Transparent o cómo cuestionarlo todo

Share Button

Transparent es justamente lo que dice el envoltorio: una serie original de Amazon sobre un padre que es trans. Pero a su vez, es mucho más que eso; es una historia de la experiencia humana, en toda su diversidad y facetas, de la identidad, de las relaciones interpersonales, de cómo nos enfrentamos a los problemas que se nos plantean.

“¿Qué es ser queer si no cuestionarlo todo?” – Ali Pfefferman (Temporada 2, Episodio 7)

La serie es una comedia, pero está hecha con el tacto y la delicadeza suficiente para no caer en el chiste fácil y la carcajada. Ironías de la vida y situaciones algo esperpénticas conforman el entramado de la serie de manera perspicaz para alcanzar el humor. De esta forma seguimos la vida de los Pfeffermann, una familia judía-americana. El padre, Mort, y la madre, Shelly, están separados. Él vive solo en la casa familiar, y ella se volvió a casar, con Ed, al que ahora cuida en su vejez. Los hijos son Sarah, casada y con dos hijos, es la típica madre suburbana, Josh, productor musical con la vida que todo chico adolescente querría, y Ali, inmadura y sin empleo, es la niña de papá. Pero todo esto cambia a raíz de la salida del armario de Mort, o como prefiere llamarse a partir de entonces, Maura.

A partir de aquí sus vidas son de todo menos estáticas. Ninguno acaba como empezó; la serie los lleva en un viaje de descubrimiento personal y cambio constante, que sirve para explorar temas como la identidad de género, la sexualidad, los problemas dentro y fuera de la comunidad LGBT o el feminismo, pero lo hace de forma totalmente cotidiana y con un tono liviano aunque sobrecogedor. Con cada capítulo, la serie consigue crear un entorno intimista donde explorar estas cuestiones que tan importantes son hoy en día. No ofrece un sermón, sino que los trata a través de personajes humanos, con sus problemas, que prueban, se equivocan, sufren miserias y tienen éxitos. Y eso es lo que realmente hace falta y consigue tan bien esta serie, un tratamiento humano de estas situaciones, sin callarse nada, sin idealizar, sin dar nada por sentado. Las relaciones van y vienen, la vida es cambio constante y nada, NADA, puede estar quieto por mucho si no quiere languidecer y marchitarse. Eso sí, siempre hay algún vestigio de esperanza y optimismo, una luz al final del túnel.

Y además tiene un tema inicial precioso.

Share Button

Xisco Lozano

Estudiante de comunicación con una gran pasión por las series de televisión, la cultura de internet y con aspiraciones de contador de historias. YouTuber y creador de contenidos en proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *