5 motivos para evitar las bebidas “energéticas”

Share Button

Llevan muchos años entre nosotros pero aunque nos hemos acostumbrado a llamarlas “energéticas” no lo son. Son peligrosas a la par que populares y aunque son legales quizás hay algunas cosillas que deberías saber sobre ellas.

Magazing_2473_Energydrinks

A las bebidas energéticas se les atribuyen capacidades de vigorización, aumento de energía, agilidad mental, capacidad de concentración… Para los estudiantes son perfectas, o eso parece. La realidad es que no produce ninguno de esos efectos sino otros, algunos de ellos peligrosos.

 

1. Demasiado azúcar

La cantidad de azúcar que contienen podrían exceder dosis recomendada para un ser humano. Son extremadamente dulces y si bien eso te da un chute rápido de calorías para quemar desajusta el organismo e impide que regulemos correctamente la combustión de azúcares simples. Dicho de otro modo puedes alcanzar hiperglicemia y perjudicar a tu sistema endocrino y el funcionamiento correcto de tus células.

 

2. Demasiada cafeína

Aunque la cafeína tiene algunas propiedades positivas, las bebidas energéticas pueden tener hasta 400 miligramos por litro, lo cual es una tasa muy por encima de lo que tu organismo debería procesar. Más allá de la dificultad para dormir (lo cual perjudica a tu descanso), en exceso aumena la frecuencia cardíaca y puede producirte temblores, aumentar tus ganas de hacer pis, provocarte náuseas, ataques de ansiedade incluso en grandes cantidades durante un largo tiempo pueden inducir a la depresión.

 

3. Demasiadas vitaminas

Al marketing de una bebida de laboratorio que se le añade de todo para convertirte en un súper héroe se le ponen toda clase de químicos. Enriquecidos con vitaminas, minerales y extractos de plantas con propiedades casi mágicas. Si se produce hipervitaminosis, ingesta excesiva de vitaminas, puede producir síntomas que van desde la cefalea y los vómitos a náuseas y fatiga. En el caso del exceso de vitamina E se pueden dar trastornos epáticos muy importantes.

 

4. Aumenta el riesgo de intoxicación etílica

Su consumo aumenta el riesgo de un coma etílico. Mezclar las bebidas energéticas con alcohol es bastante habitual, de hecho las propias marcas se promocionan en discotecas y eventos donde se consume excesivo alcohol. Al esconder los efectos del alcohol no percibimos sus síntomas habituales y engañamos a nuestro cuerpo hasta que, lamentablemente, es demasiado tarde.

 

5. Taurina de laboratorio

La taurina está presente en muchos alimentos que tomamos de forma diaria y cuenta con propiedades positivas como disminuir el riesgo de enfermedades o mejorar el rendimiento deportivo. Esto es así pero ingesto a través de estos refrescos aumenta el riesgo de diabetes y de problemas de corazón. Además te desajusta por completo el nivel de nitrógeno y puede producir disminución en la eficiencia metabólica. En niños, según la Universidad de Utah, puede producir retraso en el crecimiento.

 

¿Y tú tomas regularmente bebidas energéticas? ¿Qué opinas sobre ellas? ¿Te fías o no?

Share Button
Edu Cattivo
¡Sígueme!

Edu Cattivo

Experto en formación y apasionado de la tecnología. Soy un gran fisgón de libros y un apasionado de los MOOC (massive open online course).
Edu Cattivo
¡Sígueme!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *