Los errores más frecuentes de autopublicarse por primera vez

Share Button

Las plataformas como Amazon o Lulu.com permiten a muchos autores publicar sus propias obras prescindiendo de editoriales y librerías. Millones de escritores en todo el mundo dan rienda suelta a sus historias y se autogestionan desde la maquetación, las portadas y sus propias campañas de publicidad. Pero… ¿cuáles son los errores más frecuentes en la autopublicación?

Si haces una búsqueda en Twitter con el término “autor” o “autora” verás a miles de escritores en todo el mundo que, animados por la facilidad de la autopublicación, se animan a dar el gran paso. No son pocos los que alcanzan cierta relevancia e incluso acaban siendo “fichados” por aquellas editoriales que o bien les cerraron las puertas o a las que ni tan siquiera se atrevieron a contactar.

La ventaja de que ahora sólo necesites un procesador de textos para poder escribir una novela e Internet para publicarla con herramientas de autopublicación es un puntazo pero… ¿Cómo harás la promoción? ¿Estarás cumpliendo con la ley? ¿Está garantizado tu éxito?

magazing

Hemos hablado con Noémie Coignus, ilustradora y directora de arte. Ella está familiarizada con la publicación y ha ilustrado para Editorial Foc varias obras como “Sector 7G” o “Cómo aprendimos a conocer el universo”. Además ha autopublicado dos libros, trabaja en publicidad y es, en definitiva, una artista que nos cae muy bien.

Magazing: Buenas tardes Noémie. Teníamos muchas ganas de tener una excusa para hablar contigo.

Noémie Coignus: ¡Buenas tardes! No hay que buscar excusas para hablar conmigo: trabajo desde casa,¡siempre estoy contenta cuando alguien viene a charlar un poco!

M: ¿Qué opinas de la autopublicación como fenómeno?

N: Más que un fenómeno, creo que es el síntoma de que el mundo de las editoriales no está adaptado a las necesidades de los autores de hoy. Muchas de ellas dejan fuera autores desconocidos o con formatos un poco fuera de lo convencional. Es complicado proponer algo un poco distinto, como puede ser un libro ilustrado para adultos, por ejemplo.

M: ¿Se autopublican aquellos que las editoriales no quieren o cómo va eso?

N: Puede que una parte de los autores autopublicados sean los “rechazados” de las editoriales y me parece fenomenal. En 1863, los pintores cuyas obras no habían sido aceptadas por los jurados del Salón de París organizaron el Salón de los Rechazados. Había mucha calidad, entre otras obras estaba el Desayuno sobre la hierba de Manet, pero habían sido rechazadas por no entrar en la concepción del arte que tenían los organizadores del Salón.

En aquella época dijeron que debería ser el público quien juzgue la validez de una obra. Creo que debería pasar lo mismo con las publicaciones hoy en día.

“Lo primero que recomendaría es aclarar lo que podemos hacer nosotros y lo que no. Y luego, con las necesidades bien definidas, ir a buscar profesionales independientes o una de esas editoriales que te ayudan a autopublicarte”

M: Si uno mismo ya puede publicarse… ¿Qué papel crees que jugarán a partir de ahora las editoriales? ¿Crees que deben haber cambios radicales en la manera de publicar una obra?

N: Definitivamente, si. La editorial debería volver a ser un intermedio entre el público y los autores, fomentando la cultura y la diversificación, en lugar de ser un mero distribuidor. Por suerte, es algo que está pasando, nacen editoriales independientes cuyo propósito no es únicamente económico.

M: Cuando alguien intenta autopublicarse debe maquetar el texto, ilustrar la portada, hacerse la publicidad. Son demasiadas cosas para hacerlas uno mismo ¿qué le aconsejarías a alguien que tiene el manuscrito calentito en las manos?4375b123619089.56325f4985983

N: Esta claro que si queremos tener impacto y proponer un libro “de verdad” necesitamos profesionales para desempeñar estas tareas. Lo primero que recomendaría es aclarar lo que podemos hacer nosotros y lo que no. Y luego, con las necesidades bien definidas, ir a buscar profesionales independientes o una de esas editoriales que te ayudan a autopublicarte.

M: En algunas ocasiones me he encontrado fotomontajes con caras de personas famosas para anunciar libros de autores que se autopublican, o incluso portadas hechas a partir de imágenes sin derechos de autor ¿hay peligro en eso?

N: Si, es algo que he visto también y me horroriza. Me imagino que se hace más por desconocimiento que por otra cosa, pero puede llegar a costar mucho dinero si los autores de las imágenes se enteran. Y con Internet, no lo dudes, se enterarán tarde o temprano. Si no queremos contar con un ilustrador o diseñador, es importante buscar recursos libres de derechos para el uso comercial.

M: Como ilustradora, ¿qué se siente cuando alguien te “toma prestado” un diseño sin tu permiso?

N: Pues fatal, por supuesto. Es el fruto de horas de trabajo que te están quitando, para ellos estar ganando dinero. Además, lo usan en un contexto diferente al porque fue diseñado, lo que generalmente le quita mucho valor. Cada vez que roban una imagen, un diseñador muere. No son tan monos como los gatitos, pero casi.

M: Con tantos autores publicándose no debe ser nada fácil destacar sobre los demás. ¿Qué le aconsejarías a alguien que “quiere vender su historia”?

N: Creo que la clave de la autopromoción es ser auténtico, fiel a su personalidad y potenciarla al máximo a través de todas las herramientas que tengamos a nuestra disposición: imagen, texto, plataformas de comunicación… En esto no hay milagros, hay que tener paciencia y tener mucha constancia.

M: Quiero titular esta entrevista con un “Los errores más frecuentes de autopublicarse”, ¿cuál seria a tu juicio el más gordo de todos?

N: El mayor error es creer que basta con publicar un libro para que lo compren. Es mucho más complicado: has de comunicar sobre ello, transmitir su esencia, picar la curiosidad de los potenciales lectores… Vamos, del marketing no te libras. Necesitas una página web para presentarlo, aparecer en medios, estar activo en las redes sociales, idealmente crear una base de datos para empezar a escribir emails de promoción a la gente interesada en lo tuyo… es mucho trabajo, pero funciona.

M: Recientemente has sacado un libro que no es un libro sino una guía… Un Método… Brand Atelier que sirve para definir la personalidad de tu marca. ¿Hay algo de eso en los autores? ¿Son una marca en sí mismos?Brand Atelier de Noémie Coignus

N: Queramos o no, la gente tiene una percepción de nosotros como autores, no podemos evitarlo. Esta percepción participa a la marca personal. Es mejor que controlemos esta percepción, tomando consciencia de lo que transmitimos y construyendo activamente nuestro branding. El método que he creado, básicamente, ayuda a descubrir su personalidad de marca y potenciarla a través del visual.

M: ¿Crees que un autor con una buena “marca personal” puede vender más libros? ¿O eso sólo da nombre al producto?

N: Si, desde luego una buena marca personal puede tener impacto en las ventas. Es la manera de despertar el interés de tus lectores “ideales”, los para quién escribiste tu libro. Se deberían sentir identificados contigo y tu libro, tienen que pensar “esto es para mí!”. Creo que la marca personal es lo que acaba de determinar la decisión de compra.

M: Cuando has hecho portadas para José Manuel Ramírez Galván, Javier Vásconez o Robert Barber, ¿qué pesa más? ¿La historia o el autor? ¿La misma historia pero con otro autor se merecería otra imagen?

N: Es una mezcla de los dos, historia y autor. Digamos que la imagen que hago representa el contenido del libro, pero no uso el mismo tratamiento gráfico si es para un autor u otro. Si se trata de un autor con un estilo muy sofisticado y serio, por ejemplo, haría una imagen digital con un acabado realista. Si el autor es más sensible y poeta, la imagen sería más cálida, con pinceladas visibles y texturas.

M: Me he encontrado que muchos autores tuitean y comparten en Facebook sus portadas y un enlace a Amazon. ¿Eso ayuda o desgasta? ¿Qué sería lo ideal?

N: Un tuit así de directo tendría que formar parte de una secuencia completa de comunicación, es poco probable que vean tu libro por primera vez, sin saber nada de ti, y lo compren directo. Lo ideal sería compartir contenido de valor, extractos de tu libro, referencias y citas que te hayan inspirado, opiniones sobre temas relacionados con tu libro, quizás testimonios de tus lectores… para construir confianza antes de proponer tu libro.

M: ¿Cantidad o calidad? Hay autores que sacan una media de dos libros al año. Conozco el nombre de uno que en apenas unos años ha sacado del cajón unos 12. ¿En qué punto eso puede beneficiarte o perjudicarte?

N: Personalmente, valoro más la calidad que la cantidad y si te autopublicas, creo que deberías centrarte en la calidad. De esta manera, puedes fidelizar tus lectores, si les ha gustado tu libro, estarán atentos cuando saques el siguiente. Así que si tienes un libro acabado entre manos, dale a conocer, promociónalo, véndelo… no estes encerrado escribiendo tu siguiente libro para cumplir con un calendario a todo coste.

M: La autopublicación no sólo se sostiene en el soporte digital ¿cuáles son las necesidades a la hora de sacar el libro en papel y que no sea de mala calidad? Porque… ¿qué se necesita para salir en papel en condiciones?

N: En este caso, sí que necesitas la ayuda de un profesional, sobre todo para las imágenes. Hay unas especificaciones técnicas estrictas, tanto a nivel de formato que de definición de imagen y modo de color… es delicado, si queremos que salga perfecto, no podemos descuidar ningún detalle. Una vez impreso, ¡no se puede corregir!

M: Por último quería preguntarte por tu trabajo como ilustradora… ¿qué es lo que te hace más ilusión a la hora de colaborar con un escritor?

N: Lo mismo que cuando diseño una marca: que compartan una historia conmigo. En el proceso de ilustración, el escritor me hace entrar en su mundo y me hace ver las cosas desde su perspectiva y sensibilidad. Esto no sólo me hace ilusión, sino que es algo que me hace crecer mucho cada vez. Siempre va bien ponernos en la piel de otros.

Share Button
Edu Cattivo
¡Sígueme!

Edu Cattivo

Experto en formación y apasionado de la tecnología. Soy un gran fisgón de libros y un apasionado de los MOOC (massive open online course).
Edu Cattivo
¡Sígueme!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *